Horno de microondas:

Es un aparato que trabaja con energía eléctrica, generando ondas electromagnéticas con una frecuencia de microondas de 2,45 GHz. Se usa para calentar o descongelar platillos ya cocidos, aunque también funciona para preparar alimentos como salsas, palomitas, sopas, comida precocida y recetas para gratinar o fundir ingredientes.

En un horno de microondas no es posible cocinar alimentos desde su interior, por lo cual se recomienda utilizarlo para la cocción de caldos y preparaciones sin rellenos o capas exteriores.

Hornos clásicos:

Un horno convencional se puede encontrar en la mayoría de las estufas, puede funcionar con combustible, donde el flujo de gas se mantiene constante, manteniendo la temperatura ideal en el horno. También hay estufas que cuentan con sistemas eléctricos, donde primero se calienta el aire un termostato para encender y apagar varias resistencias, con el fin de mantener la temperatura en el mismo nivel.

Hornos de vapor:

Es una alternativa de cocinar de forma saludable, ya que su proceso de cocción se realiza a través del vapor seco con alrededor de 100 ° C y 5 kW de potencia eléctrica, con lo cual puede cocinar alimentos libres de grasas, conservar sus nutrientes, vitaminas o minerales y mantiene el calor para una cocción homogénea.


Artículo creado con información de homedepot.com.mx.